Crítica: Dunkerque

Christopher Nolan nos trae a las salas de cine su primera película bélica basada en uno de los muchos acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial: la playa de la ciudad de Dunkerque, la operación de retirada, para ser precisos, de las Fuerzas Aliadas que estaban rodeadas por los nazis. Soy amante de los temas bélicos y que uno de los directores más aclamados (Mi favorito) dirigiese un largometraje de este estilo era imposible no resistirme en ir a la sala de cine. Confieso que Nolan me había desilusionado un poco hace 3 años con Interstellar. Tal vez su proyecto más ambicioso, visualmente y técnicamente maravillosa pero en ciertas partes aburrida con un final tosco. ¿Nolan vuelve a traernos una película que sea consistente en ritmo narrativo e impactante en lo emocional y visual?

Para ser más detallado Dunkerque trata sobre cientos de miles de británicos y tropas aliadas se encuentran rodeados por las fuerzas enemigas en la ciudad francesa de Dunkerque. Atrapados en la playa con el mar a sus espaldas, se enfrentan a una situación imposible mientras el ejército contrario se acerca. La película relata la Operación Dinamo, también conocida como el milagro de Dunkerque, una complicada operación de evacuación del destacamento aliado en territorio francés que tuvo lugar a finales de mayo de 1940. Esta operación permitió el rescate de más de 200.000 soldados británicos y más de 100.000 franceses y belgas.

dunkirk-trailer-2

Tenemos a unos soldados ingleses adolescentes: Tommy, Alex y Gibson (interpretados por Fionn Whitehead, Harry Styles y Aneurin Barnard, respectivamente) tratando de huir en barco de la playa. El Sr. Dawson (Mark Ryalance), su hijo Peter (Tom Glynn-Carney) y George (Barry Keoghan). Y a Farrier (Tom Hardy) como uno de los pilotos de la Fuerza Aérea Británica encargados de acabar con las fuerzas enemigas. Las actuaciones de todos estuvieron en buen nivel pero nada más que destacar.

dunkerke

Desde el inicio nos muestra de que va la película. Miles de soldados aliados haciendo lo posible para escapar. Narrada desde 3 puntos un poco alejados temporalmente entre sí: El muelle, el mar y aire. Nolan después de mucho tiempo vuelve a usar el estilo narrativo de puntos temporales no sincronizados. Aquellos que no están familiarizados con este mecanismo narrativo es normal que se confundan en los primeros pasos del filme.

dunkerque-imagen-04-750x314

Visualmente y técnicamente el filme es una maravilla, como es de costumbre en estas facetas casi todas las obras de Nolan. La fotografía es exquisita. El montaje de sonido es espectacular, hace sentir que estuviésemos justo en el mismo lugar donde están los disparos y la bombas. Las escenas de conflicto están realizadas de manera espectacular que logran mantener al borde del asiento.

A pesar de ser una película de la Segunda Guerra Mundial no es tan cruda ni sangrienta, como la reciente Hasta el último hombre (Mel Gibson, 2016). Es algo distinta. Trata de mostrar de como la humanidad a pesar de la guerra pueden realizar grandes gestos que tengan un gran valor simbólico que lleven a una victoria mayor.

Dunkerque no entra en mi top 5 favoritas de Nolan pero merece la pena verla y valorarla. Es emocionante y en ciertas parte emotiva. Sin malas actuaciones pero ninguna inolvidable. Una obra con excelente calidades de producción y una historia valiosa narrada de muy excelente manera.

Nota: 9 (Excelente)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *